Ante los ojos del espectador, el trabajo del puertorriqueño Melvin Martínez es imponente. Dan ganas de tocarlo, tal como le sucede a un niño en una tienda de dulces.

A pesar de que su objetivo no es provocar esta sensación, aun así, lo consigue. “A la mayoría de la gente le sugiere tocar, por los volúmenes y distintas texturas. Realmente, no busco esa provocación consciente, aunque el trabajo siempre tiene   algo del consciente, inconsciente y hasta del subconsciente”, comenta el artista puertorriqueño Melvin Martínez, al mismo tiempo que explica que su trabajo es una mirada a los temas que reflexiona como individuo y como parte de la sociedad, y que luego depura  a través del arte.

Su estilo es muy particular.  Se distingue por la manera en que trabaja con el material. Como él mismo dice, sus piezas no son solo pinturas, sino también formas, composiciones, balances y pesos.

Aplica la pintura como si fuesen ornamentos hasta crear formas voluptuosas con estructura. A veces, añade elementos que reutiliza, como pancartas de promoción y, cuando lo hace, les llama Advertising Paintings.

Lo curioso de su manera de trabajar es que cada nueva pieza tiene un componente de la anterior.

“Creo volumen con las mismas materialidades que se desprenden de las obras. Lo que se desprende de una, lo voy reutilizando en otros proyectos. Una que esté haciendo, me sugiere la otra”, explica.

Sus obras se encuentran por el mundo por galerías en Madrid, Barcelona, Chicago y Miami.  Algunas las trabaja desde su taller en Puerto Rico, y las envía por barco o avión. Otras, las crea en el país donde se exhibirán, pues tienden a ser tan grandes, que el graduado de la Escuela de Artes Plásticas de San Juan a veces viaja para crearlas.

“Me gusta trabajar gran formato por la libertad que me da de aplicar más materiales diferentes. Igual hago unas que les llamo zoom, que son un acercamiento que saco de un extracto de la pieza grande”, dice quien expuso recientemente Martínez Shop, una recreación de una tienda del Viejo San Juan con sus productos artísticos en la Galería Xavier Fiol, en Madrid.

Ocupado sí que ha estado. Melvin participó en diciembre en la feria Art Basel de Miami junto a Ana Mas Projects San Juan-Barcelona, con una muestra de su serie Caribe Mix. Estuvo hace poco en un colectivo en Palma de Mallorca y en los próximos meses del 2017 presentará un proyecto en Boston y otro en Miami.