Básico Juguería en Santurce alimenta y alivia a sus clientes con ingredientes al natural en un espacio tan refrescante y rico como lo que sirven.

Es dónde paisanos y visitantes del vecindario cangrejero se dan un shot para hidratarse después del ejercicio, almuerzan liviano o hasta alivian la resaca de la noche anterior. Eso era exactamente lo que deseaban los esposos Joanne Tucci y Roy Sánchez-Vahamonde cuando fundaron este negocio hace dos años.

“Estábamos en un momento en nuestras vidas que queríamos un cambio; mejorar nuestro estilo de vida”, confiesa Joanne sobre el concepto, que inició como un simpático juice bar y ha evolucionado en un lugar muy popular, frecuentado por aficionados al jugo, vegetarianos y foodies en general.

El concepto es uno bien logrado; Joanne y Roy estudiaron jugoterapia en una escuela de Londres, de donde salió su menú de 14 jugos -y un programa de detox de 14 días. Además, sirven comida vegetariana creativa.

Para crear el menú original de platos acudieron a un buen amigo: el chef José Enrique que, sin ser vegetariano, supo hacer bien su interpretación de gastronomía saludable. Hoy, la misma Joanne (luego de educarse un poco en la materia) y un nuevo chef ofrecen una carta que incluye sopas, ensaladas, postres vivos (sin gluten y sin azúcar) y una variedad de inventos distintos cada día.

Cuando Básico cumplió sus dos años, Joanne y Roy decidieron remodelar un poco el espacio. Achicaron la barra original y añadieron ocho mesas hechas con la madera de un tronco que les regaló un amigo arbolista. Pintaron el interior de amarillo (el color distintivo de Básico) e invitaron al muralista Javier Cintrón a crear, junto amigos y clientes, un mural que rememora el barrio de Santurce. Aplicaron unos cuantos detalles creativos adicionales y continuaron su misión de curar, alimentar -y hacer amigos en el proceso.