Exporta talento

Cristina Villalón ya se ganó su estrella. La reconocida diseñadora de interiores, cofundadora de la firma Álvarez-Díaz & Villalón, trajo a la Isla un importante reconocimiento internacional.

La joven diseñadora y madre de tres niñas aún no deja de sorprenderse de haber sido premiada por el Centro de Diseño de las Américas (DCOTA, por sus siglas en inglés), en la categoría Stars on the Rise, que reconoce el talento joven. Su nominación es un misterio, pues ella no sabe quién la hizo, pero confiesa que es un gran honor ser la primera puertorriqueña en obtenerlo.

“Me siento sumamente honrada de recibir este prestigioso galardón y de compartir este honor con grandes contribuyentes del Diseño. Cuando son compañeros de la Industria los que reconocen el valor del trabajo que hemos realizado, la satisfacción es aún más gratificante”, dice sobre la forma en que se califican los prospectos al premio.

En definitiva, esto pone a Cristina a otro nivel y la posiciona entre los mejores diseñadores de interiores en Florida. Ya su trabajo fue reconocido con premios como el que ganó en 2008, el Benjamin Moore Award y con la inclusión de sus trabajos en el libro Best of Residential Architecture and Design. Más recientemente uno de sus proyectos fue escogido entre los mejores proyectos de interiores y reseñado en el libro Best of Education and Culture, publicado por Interior Design’s Book.

Y es que a lo largo de su carrera, Villalón se ha destacado por armonizar el diseño interior y la ambientación mediante un enfoque holístico y diseños sostenibles. La atención al detalle es el elemento que permea tanto en la funcionalidad como en la estética de sus proyectos de construcción, renovación y expansión en residencias de lujo.

El crossover
Desde enero de 2014 la firma que fundó junto a su esposo, el arquitecto Ricardo Álvarez Díaz, tiene oficina en Miami. Para la diseñadora, ese salto ha sido crucial. En los últimos años han realizado muchos proyectos fuera de la Isla. En Estados Unidos, diseñó apartamentos en New York y Miami.

Trabajó todo el concepto para la tienda prototipo de Duty Free City (la primera para inaugurar en San Diego y la segunda, en Texas). En Venezuela, República Dominicana y Panamá hizo los diseños de las tiendas Gatsby y Funky Soul. Igual trabajaron varias tiendas Bakers en República Dominicana. Y uno de los proyectos más interesantes para Cristina: el de un cliente en Dubai que pronto abrirá su tienda por departamento en la ciudad de Muskat.

Pero, aunque Cristina se ha dedicado a exportar sus servicios, asegura que la base de sus oficinas siempre será en la Isla. Su compromiso, según sus palabras, es ser de impacto dentro y fuera de Puerto Rico. Su consejo a jóvenes colegas va en la misma dirección.

“No queremos que los jóvenes profesionales se vayan de aquí. Queremos que se queden aportando al diseño y a la economía local. Si se acogen a la Ley 20, hay tremendos incentivos para seguir creciendo como diseñador, trabajando desde la Isla”, acota la egresada de Pratt Institute, en Nueva York.