Salir a comer frutos del mar y carnes nunca fue tan sensual y glamoroso antes del Meat Market. El steak house más chic de la Isla cumple su primer aniversario.

Su chef ejecutivo, Sean Brasel, atribuye el éxito de su menú a la consistencia. “Puedes probar los platos una y otra vez y siempre van a ser perfectos”, asegura.

Meat Market se ganó hace seis años al exigente público de Miami y hoy sigue cautivando a sus fans de Puerto Rico como el primer día.

Acomodarse en el área de la barra -acompañada por el Crudo Bar- es una delicia. Aquí se pasa el rato entre cócteles y tiraditos de pescado, ostras frescas y el popular ceviche.

El glamoroso comedor principal y un surtido de ambientes más loungy nutren lo que es una experiencia culinaria catalogada como interactiva. Ladrillos dorados y el juego de luces recesadas, fascias flotantes, lámparas colgantes metálicas, iluminación lateral y de velas provocan una atmósfera efervescente y muy sexy.

“Los espacios íntimos llevan nombres en honor a los sectores trendy de Miami: Wynwood, Lincoln Road, Ocean Drive y Brikell”, indica Neysha Aldridge, directora de Ventas y Mercadeo de Wow Restaurant Group, compañía propietaria del restaurante.

“Esta temporada el rey del Crudo Bar será el stone crab”, revela Aldridge. Entre otros manjares decadentes figuran los sliders, las empanadillas de langosta, costillas BBQ de cordero, carpaccio de Wagyu, el rib eye de Kobe americana, lomo de Kobe japonés y el de búfalo.

La firma Del Río Architects, CSP estuvo a cargo del diseño arquitectónico del Meat Market en Puerto Rico, con un trabajo cinco estrellas.

“Lo más importante para mí cuando diseño un restaurante es que la experiencia vaya más allá de sentarte a comer. Algo que me caracteriza es que busco crear distintos ambientes”, reconoce el arquitecto Miguel del Río, un maestro de los diseños del concepto conocido como Dine by Design.

“El diseño de un restaurante es un poco parecido al de un teatro; hay un poco de fantasía e ilusión envueltos”. Y aquí jugó con texturas como la madera, piel, ladrillo y textiles, contraste de materiales y distribución de colores. “Estos elementos, unidos a lo culinario, estimulan los sentidos inimaginablemente”, advierte Del Río, miembro de la Junta Nacional de Directores del Instituto Americano de Arquitectura, región de Florida y el Caribe.

 

Tenderloin Steak de Búfalo

con adobo de chile y expresso

 

Ingredientes:

2 filetes mignon de búfalo de 8 onzas (contacta una tienda especializada, se consiguen en la internet)

Aceite de oliva

Adobo de Chile Ancho y Espresso

 

Ingredientes para el adobo:

2 chiles Ancho, tostados (chiles Poblano secos)

8 estrellas de anís, completas

4 palitos de canela

½ taza de café espresso molido

¼ taza de polvo de chile

¼ taza de paprika ahumada

1 cdta. de pimienta cayena

¼ taza de semillas de comino, tostadas

¼ taza de sal

1 cda de pimienta negra

 

Procedimiento:

Tuesta los chiles en el horno hasta que comiencen a ponerse suaves. Quítale las semillas y los tallos. Tuesta el comino a fuego lento. En un moledor de especias, muele finamente todos los ingredientes, excepto la sal. Colócalos en un recipiente y agrega la sal. Guarda en un recipiente hasta que lo vayas a usar.

Frota los filetes con un poco de aceite de oliva y luego cubre con el adobo. En un sartén bien caliente, sella la carne hasta que se le forme una corteza. Transfiere a un molde y hornea a 450 grados. Una temperatura interna de 125 grados brindará un centro con término medium rare.