Fondue, chocolate, arte y sensualidad. En Art D’ Chocolat te sirven toda una experiencia sensorial.

Este es un innovador concepto tipo lounge que incluye una oferta gastronómica con verdaderas creaciones hechas con el fruto del cacao y un espacio de exhibición de arte. Su terraza y la armoniosa decoración interior, con iluminación que varía según el horario, más una sala con mobiliario blanco y plateado, invita a la celebración de eventos y reuniones casuales.

“Siempre he estado ligada al arte por el trabajo en mi agencia de publicidad. Quería diversificarme y pensé en un concepto que tuviera las cosas que me apasionan: el arte, chocolate y el fondue que disfruto en familia con un buen vino”, confiesa la propietaria y coleccionista de arte, Carmencita Rodríguez.

El concepto interior del local, ideado por Carmencita y su equipo de trabajo, es sencillo. La idea es que sean las pinturas del artista puertorriqueño, James “Sexer” Rodríguez, las que resalten en medio del acogedor espacio.

“Las paredes son blancas, como en las galerías internacionales y los techos altos para crear amplitud. Queríamos un estilo lounge, con sabor europeo”, indica “Sexer”, quien se destacó en los años 80 como graffitero en los trenes subterráneos de Nueva York.

Una vitrina que exhibe trufas importadas de Francia y Venezuela con champán, licor de amaretto, Grand Marnier, sal de mar, almendras, coco y menta, entre otros, da la bienvenida al remodelado espacio.

“Se cambió el local completo. La vitrina fue hecha a la medida. Se ubicó una barra con luces que cambian de color y mosaicos. El piso de esta área también es una pintura”, añade la publicista.

Amplia variedad gastronómica
El súper conocido chef francés, David Chaymol, es el creador del abarcador menú que puede complacer al gusto más exigente.

“El proyecto era perfecto para mí, ya que como francés soy amante al chocolate y el fondue. La idea es un concepto de tapas, pero también se puede comer y las porciones no son tan pequeñas. El menú es bastante completo. Es la comida que me gusta, se reconoce mi estilo”, dice el chef radicado en la Isla hace 15 años.

Hay alternativas de comida internacional y francesa que incluyen ensaladas, mariscos, carnes y dulces manjares. El fondue de manchego con aceite de trufas es un favorito, además del de chocolate, ideal para los niños, o para compartirlo con un buen espumoso. También se degustan los mini-mofongos de yuca y plátano rellenos con langosta, ceviche con chocolate blanco, leche de coco y chips de batata, hamburguesas de carne de cordero, res y cerdo con smoked gouda en el centro, carpaccio de atún fresco y taquitos de malanga con pescado al estilo oriental, entre otros.

“Es una fusión de sabores -porquela idea es atraer a todo tipo de público. El concepto del restaurante es como dar un viaje, te cambia a un ambiente diferente. Gusta mucho el Filet Mignon con salsa de chocolate oscuro y majado de yuca”, describe Chaymol.

Las bebidas están más que interesantes. El Chocolat Martini y el Sexy White con licor de tres leches, vodka, chocolate blanco y malvavisco son bebidas muy solicitadas. Y de los postres, las crepas rellenas de chocolate y fresas, el souffle de chocolate con Grand Marnier y el pudín de croissant, por supuesto, con chocolate.